Royole Technology lanzó el primer teléfono móvil plegable del mundo, el FlexPai Soft Party en noviembre del pasado año.

Un móvil con pantalla AMOLED de 7,8 pulgadas, capaz de plegarse en tan solo 4,3 pulgadas.

 

Royole_FlexyPai

 

La presentación de la primera pantalla plegable se está convirtiendo en una competición y todas las compañías rivalizan por ser la primera en presentar un teléfono funcional con este tipo de tecnología plegable.

 

 

Tanto Samsung, como Huawei tienen preparados sus teléfonos plegables de cara a los próximos eventos, donde enseñarán lo avanzado de sus proyectos.

 

Xiaomi hace unos días enseño al mundo su propia versión de un móvil con pantalla plegable dual, con lo que también se suma a la carrera. Aunque su teléfono pueda no estar tan avanzado como el de los otros fabricantes.

 

 

A la cúpula de Royole Technology no le sentó nada bien la difusión de este vídeo. Y prueba de ello fueron los comentarios que dejo en el Micro Blogging de Weibo.

 

Los comentarios aparecían justo después de que Xiaomi difundiese los vídeos de su teléfono plegable de doble pantalla.

El enfado de Liu Zihong venía a justificarse por el hecho de que Xiaomi estaría imitando una tecnología patentada por ellos.

 

A Liu Zihong, presidente y director ejecutivo de Royole le pareció bien decir a través de las redes sociales que la tecnología de Xiaomi estaba muy lejos de ser útil y mucho menos de ser duradera. Que su teléfono era una copia de mala calidad de lo que había presentado su compañía.

 

Liu Zihong Weibo

 

Fan Junchao, gerente senior de Royole, también se apresuró a decir que Xiaomi es una compañía fabricante de teléfonos móviles, pero que no tiene una línea de producción patentada para tecnología de pantalla central flexible.

 

Sin embargo, a las pantallas plegables le quedan meses de trabajo para ser producidas en masa.

 

El director de producto de Xiaomi, también expresó su opinión en respuesta a estas acusaciones:

 

 

” Estos días están siendo muy emocionantes. Habrá más dispositivos conceptuales en 2019.

Los fabricantes sufren un síndrome de ‘pánico por la innovación‘, y trabajan para no quedarse atrás de cara a las futuras tecnologías que están apareciendo.

Esto será algo bueno para el usuario, y podrá adaptarse de manera más fácil a las diversas tecnologías florecientes, para después poder elegir en cuales de ellas pueden gastar su dinero.”

Deja un comentario

* Fechas orientativas sin tener en cuenta los festividades nacionales y locales.